7 abr. 2017

Sola

Por Gloria Nieto Párraga (4º ESO D)
Premio Concurso relatos de terror, horror, misterio


Me encuentro sola, en mi habitación, tapada de la cabeza a los pies y totalmente aterrorizada. Me encuentro agotada, en mi guarida, envuelta en una sábana de sentimientos y totalmente aterrorizada.

No paro de recordar a los monstruos de la película, pensando en que en cualquier momento pueden aparecer y hacerme daño. No paro de recordar todos  esos  malos  momentos,  pensando  si  han  ocurrido  de  verdad  y  me  han vaciado por dentro.

No me atrevo a abrir los ojos, ni a pedir ayuda, ni siquiera a encender la luz. No me atrevo a  pensar en la realidad, ni a preguntársela a alguien, ni siquiera verla por mí misma.

Lo único que se me  pasa  por  la cabeza en estos momentos es gritar, intentar dejar de pensar en esos temibles seres, pero no puedo. Lo único que se me pasa por la cabeza en estos momentos es llorar, intentar descargar mi rabia, pero no puedo.

Es de noche, tengo tanto frío que me muero, aunque tenga cinco edredones encima. Estoy en la oscuridad, tengo el corazón tan frío que me muero, aunque mi temperatura corporal sea de treinta y siete grados.

Miro mi colchón, está mojado, no me puedo imagibnar que la pesadilla que he tenido haya provocado esto. Miro mis ojos, están empapados, no me puedo imaginar que este mundo me haya provocado esto.

Me siento una cobarde, nunca había llegado a este punto, a pesar de que siempre he ignorado esas películas. Me siento débil, nunca había llegado a este punto, a pesar de que siempre he superado cada obstáculo. 

La Señora de las marionetas

Por Guillermo Arranz Sánchez (4º ESO C)
Premio Concurso relatos terror, horror, misterio


Era una tarde lluviosa en Ark Town y Lucy no estaba de muy buen humor, ya que estaba calada hasta los huesos. El camino de vuelta del colegio a casa nunca se le había hecho tan largo. No sentía las manos del frío, su abrigo en teoría impermeable había cedido al incesante golpeteo de la lluvia, y sus pies chapoteaban en el interior de sus zapatos.
Le dio una patada a una lata de Coca-Cola, que desapareció por un callejón a su izquierda. Lucy levantó la cabeza y miró el callejón con detenimiento. ¿Había estado siempre ahí? Nunca lo había visto. Giró la vista a la calle donde se encontraba. Todavía quedaba mucho que andar para llegar al siguiente cruce y girar a la izquierda en dirección a su casa. Con un poco de suerte la callejuela tendría una salida al otro lado y se ahorraría todo ese camino.
Sin nada que perder, se adentró en ella. Los muros grises a los lados estaban cubiertos de hiedra y musgo. En el pavimento había porquería de todo tipo y cubos de basura a los lados, a rebosar de desperdicios. Lucy se tapó la nariz y la boca; aquello apestaba. No tardó en preguntarse si el atajo merecía la pena.
—Más te vale tener una salida al otro lado —amenazó al callejón con un gruñido.
Entonces algo llamó su atención. Tras girar la calle ligeramente a la derecha, vio un cartel de madera sobre un escaparate y una puerta de madera antigua. En el cartel se podía leer: "La Señora de las Marionetas", y debajo: "La mejor tienda de títeres artesanales".
Lucy pegó su rostro al escaparate, observando las bellas muñecas de lana que había expuestas, con hilos en las extremidades. Al fondo de la tienda había marionetas más grandes y de todo tipo: personas con diferentes oficios, caballeros y princesas, dragones, animales de todas las especies...
Lucy miró la hora. Las tres y media. Todavía tenía tiempo para echar un vistazo sin que su madre se preocupase. Y quizá dentro habría calefacción... 

6 abr. 2017

Verdaderos monstruos

Por Sara Romero Moreno (2º ESO B) 
Premio Concurso de relatos de terror, horror, misterio.

Las estrellas estaban escondidas tras las densas nubes en aquella noche de octubre, en la que las gotas de rocío otoñal bajaban lentas por los parabrisas. El asfalto, también húmedo, hacía difícil el camino de aquella muchacha que cruzaba la calle, esperando el verde del semáforo, a pesar de no haber ni un solo coche. Se le había hecho tarde en la biblioteca. Tras estudiar unas cuantas horas, se le había hecho irresistible coger uno de esos libros de terror que tanto le gustaban. Adoraba ese género pero, sobre todo, los de monstruos; desde vampiros o fantasmas hasta dragones y mantícoras. Tras varias horas buceando entre las letras, el malhumorado bibliotecario le había pedido que abandonase el recinto, que tenía que cerrar.


Empezó a escuchar un ruido, como un chapoteo tras de ella. Pero no era nada, sólo el viento, arrastrando folletos de propaganda olvidada. Se aferró a su carpeta, sintiendo cómo el sudor entre sus dedos humedecía el plástico. Aceleró el paso, deseando llegar a su piso, refugiarse entre las mantas, y probablemente seguir donde lo había dejado con su querido amigo Poe. 

Volvió a escuchar el ruido, y giró la cabeza hacia todos lados de nuevo. Nadie otra vez. 
Tal vez sea un vampiro. Y con una risa interna pensó: Vamos, “Drac”, intenta hacerme algo. Lo he leído todo sobre ti, amigo. Dejó vagar a su imaginación y algo más calmada, comenzó a descartar posibles bestias que podrían atacarla. Un hombre lobo no, porque no hay luna llena. ¿Un dragón en Sevilla? No lo creo. Un basilisco tampoco porque no hay grandes cañerías. Y un fantasma menos porque no he abierto ningún…

Sus pensamientos se vieron interrumpidos por una mano grande, de dedos gruesos y palma callosa sobre su boca. Ahogó un grito, y dejó caer todos sus libros al suelo, donde las historias dejaron de tener sentido, y la tinta huyó junto a la lluvia por un desagüe. Forcejeó inútilmente con aquel hombre, que la arrastraba al callejón del bar donde desayunaba todos los días antes de ir a la universidad. 
Se aferró al brazo del agresor y con sus uñas le marcó un profundo arañazo desde el codo a la muñeca. Él blasfemó, y la tiró al suelo de un puñetazo. No sabía qué hacer. Le dolía el pómulo y todo le daba vueltas. Tenía sangre bajo las uñas y en la barbilla, y se había hecho daño en las rodillas al caer. Toda su ropa estaba húmeda y tenía más frío que nunca. 
Aquel hombre rasgó los botones de su camisa, y la arrojó a algún lugar entre los cubos de basura. 

Entonces, ella comprendió que sus fantasmas y sus vampiros eran inofensivos. Que no eran más que historias divertidas en la seguridad que te daba poder cerrar el libro en cualquier momento.
Comprendió que los monstruos existían, y había uno mirándola con una maliciosa sonrisa, en la entrada de aquel oscuro callejón. 

Dedicado a todas esas guerreras, que libran batallas con los más horribles monstruos.  


29 mar. 2017

2017: año de Miguel Hernández

Un 28 de marzo de hace 75 años, tras la Guerra Civil, murió Miguel Hernández preso de los fascistas y enfermo de tuberculosis. Este año 2017 ha sido declarado "año hernandiano" y se rendirán justos homenajes a la figura del poeta. 
Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad, y recordarlo a plena luz, es un deber de España, es un deber de amor.  (Pablo Neruda)


En la Biblioteca encontraréis libros suyos



En la Feria del Libro de Tomares, mañana jueves, asistiremos a un homenaje con una lectura de poemas, una presentación de un libro y una actuación musical a cargo de Fernando Fabiani, José Luis Ferris y Alejandro Vega, respectivamente. 


PROGRAMA

Y en POEMAS de M. HDEZ.  podemos leer sus versos.



28 mar. 2017

El resurgir del Olimpo

¡Enhorabuena a Guillermo Arranz, de 4º ESO C, por la publicación de su novela El resurgir del Olimpo!!! 

Le deseamos mucho éxito de público y ventas y desde aquí os recordamos que la presentación de su obra será en la Feria del Libro de Tomares: sábado 1 de abril, a las 17:15  
¡Allí estaremos!!




27 mar. 2017

El perfume. Historia de un asesino.

Gracias a Lucía Mota Correa (alumna de 2º bachillerato B) por su recomendacn de: 



Título: El perfume. Historia de un asesino.
Autor: Patrick Súskind.
Editorial: Seix Barral
Número de páginas: 256


El perfume narra la historia de Jean-Baptiste Grenouille, uno de los hombres más geniales y abominables de su época. Transcurre en la Francia del siglo XVIII. Desde su nacimiento, Grenouille descubre y percibe el mundo a través del sentido del olfato, que tiene más desarrollado que el resto de las personas. Sin embargo, él carece de un olor propio. Desde la miseria en la que nace, el protagonista escala posiciones sociales convirtiéndose en un afamado perfumista. Crea perfumes capaces de hacerle pasar inadvertido o inspirar simpatía, amor... Para obtener estas fórmulas debe asesinar a jóvenes con la finalidad de extraer las fragancias más exquisitas, desembocando en un final tan inesperado como sorprendente.

El autor tiene una manera de escribir que hace que te sumerjas enseguida en la historia. Nos describe magníficamente el París de la época: las calles, la gente, la forma de vida, las ropas, las costumbres… Pero, sobre todo, destaca la increíble facilidad de Patrick Süskind para describir el mundo de los olores. Esto no es nada fácil de conseguir ya que el olfato es, para mí, uno de los sentidos más difíciles de describir y transformar en palabras, pero el autor consigue darle forma a algo que no la tiene.

Me gustó mucho la manera en que se profundiza en el personaje y la historia sin necesidad de diálogos. Vemos a Grenuille crecer, madurar, y poco a poco ir definiendo su personalidad. El autor consigue que lleguemos a conocerle hasta tal punto que nos resulte imposible odiarlo, algo que de otra forma hubiéramos hecho sin poder evitarlo.

En definitiva, El perfume cuenta la historia de cómo un hombre con un don muy especial se convierte en un asesino. En él se mezclan lo real y lo fantástico de forma que no se entienden uno sin el otro. Se trata de un gran libro, con un final sorprendente y muy original al centrarse en el mundo de los olores y aromas, hasta el punto de que llegas a oler las palabras.

Aquí os dejo el trailer de su adaptación al cine.



Feria del Libro de Tomares 2017

Del 29 de marzo al 2 de abril en Plaza de la Avda. Blas Infante: autores, casetas de libros con descuento del 10%, charlas, coloquios, carpa infantil y homenajes a Miguel Hernández y Gloria Fuertes.



27 de marzo: Día Mundial del Teatro

¡¡VEN A LA BIBLIOTECA Y PIDE TEATRO!!  



Mensaje del escritor Francisco Hinojosa en el Día Mundial del Teatro para Niños y Jóvenes 2017:
Sin ninguna experiencia previa, salvo la de haber asistido de niño al teatro, a los diecisiete años dirigí una obra actuada por amigos y compañeros de la preparatoria. Se presentó de manera informal en la escuela y también en una sala más adecuada y abierta al público. La obra se llamaba Ensayo general: tocaba el tema de las drogas y sobre todo, como su título lo sugiere, el del teatro dentro del teatro. Su autor fue mi padre, Leer más

21 mar. 2017

Overbooking en el paraíso

¡FELIZ DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA!!

Aprovechamos este día para recomendaros vivamente el último libro de poesía incorporado a nuestra biblioteca. Se trata de Overbooking en el paraíso de Josefina Aguilar. Ed. Ultramarina.


A su autora la conocimos en este instituto como docente de Imagen. Ahora comparte su faceta literaria y desde aquí se lo agradecemos y le deseamos éxito con su libro. Hemos descubierto una voz poética originalísima que impulsada por la fuerza creativa de la palabra y el encadenamiento incesante de imágenes insólitas, realiza un viaje interior que nos conmueve.

Juan Jorganes (profesor de Lengua castellana y Literatura) reseña el libro en su artículo titulado "A las puertas de cualquier paraíso". Pincha enlace o aquí para leerlo.